La caca que me devolvió la sonrisa.

Buenos días de Vierneeeeeeeees!!

Si…. Muchos muchísimos ya sabréis esta historia, ya que es con diferencia de la cosas más guays que me han pasado nunca, de esas que hacen que no se pierda la esperanza y una de las historias que más ganas tenía de contaros y que siempre dejaba pasar. POST APTO PARA ESCRUPULOSOS…Cuando empecé el blog os conté que hay cosas que solo me pasan a mi y por eso considero que tengo material ahí para ir sacando poco a poco y contaros mi divertida y sorprendente vida. Por eso aun recuerdo la frase “Cuando me han dicho que era una de mis amigas, sabía que eras tú, Memen”

devolver la sonrisa

Hace casi año y medio allá por abril de 2014, bueno quizás esto empieza un poco antes… Todos tenemos amigos que tienen pueblos o los tenemos nosotros mismos, pues yo no tengo, solo tengo amigos que los tienen y sin duda si tengo que quedarme con un pueblo ese es Geldo. Mi querida Lore era festera de su pueblo en el 2014 y eso significaba que comprábamos lotería, euromillones anuales y todo lo que hiciera falta.

devolver la sonrisa

Pero algo que nunca dudamos a lo que íbamos a asistir era a “La cagada del manso” consistía en un Manso ( para los que no tenéis pueblo como yo un manso es un toro que no topa ¿Qué? Vamos que no enviste). Se dividía un campo en cuadrículas tipo hundir la flota y después de alimentar se soltaba al Señor Manso allí para que se paseara y para que hiciera caca en uno de esos cuadraditos. Cada uno teníamos 2 números, el número en el que hiciera caca se llevaba 1000 euros y el número en el que hiciera pipí se llevaba un jamón.

devolver la sonrisa

Pero la historia buena aun no empieza aquí…La noche de antes de aquel día estaba despidiendo a mi amiga Patri que se iba y llevaba puesta mi chaqueta perfecto nueva de ante blanco ( que muy pronto os enseñaré en un post exclusivo para ella) Pues nada yo la llevaba toda emocionada y unos retrasados que pasaban por ahí lanzaron un huevo y cayó en mi hombro…. Karma de mierda hijos de p***. Al principio hice como que me daba igual, pero unido a otras cosas que rondaban por mi cabeza llegué a casa llorando como una madalena preguntándome ¿Por qué a mi? ¿Cuándo me tocaba algo bueno? Siempre he sido buena…Cuando todo ese Karma bueno me iba a llegar y lloraba y lloraba y lloraba…

devolver la sonrisa

A la mañana siguiente y con los ojos hinchados al salir por la puerta le dije a Mamá Lina y Papá Tomás… Si he tenido la mala suerte de ir con una chaqueta no lavable y que me cayera un huevo, quizás me toca la mierda… Nos dirigimos a Geldo City soñando con llevarnos el dinero de todos los del pueblo y contando la historia del huevo unas 40 veces. Al llegar yo seguía con mi motivación interior, tuvimos paellita, refrescos, torta de tomate de Paqui ( A ver si algún día hacemos una colaboración y nos enseñas la receta, qué rica está).

devolver la sonrisa

Y mientras tomábamos el sol, los niños jugaban y todo el mundo se preguntaba cuando haría la caca el manso. Se escuchó un grito…Ya estaba aquí. Nervios generales… La suerte caca ya está echada. Y entonces lo dijeron, el número 371 y en mi cabeza se encendió una bombilla y dije uy… Ese número me suena!! Cuando me vuelvo a acordar de esta situación hay un pueblo entero aplaudiendo odiándome y un niño me estaba preguntaba ¿Enserio lo tienes tú? ¡¡Qué suerte tienes!! Luego llegué y sí…Había cagado en mi número!!!

devolver la sonrisa

Llamé a mi madre y le dije… que siiiiii que he tenido suerte!! Que me ha tocado… Tengo los 1000 euros!!!!!!!! En ese momento me acordé de que nos íbamos a la Feria, de la chaqueta con huevo, que ahora me podía comprar 10 y  del Karma… Me acordé del Karma, que sí, esta vez me había tocado a mi!!!

devolver la sonrisa

A día de hoy aun me emociono recordándolo y es que ya lo sé, 1000 euros no son tanto, pero no era el dínero era ese empujoncito, ese venga vamos!! La confianza y definitivamente esa caca me devolvió… La sonrisa!!

Gracias a ti, querido manso

devolver la sonrisa

Y a ellos por organizar cosas tan molonas que me tocan!

devolver la sonrisa

Pero que esto quede entre tú y yo…

NuevaFirma

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *